El sector HVAC-R tiene un papel importante en la lucha contra el covid-19

La Ingeniería de la Climatización, Refrigeración, Calefacción y Ventilación (HVACR) es multidisciplinar y se desarrolla a partir del dominio de los fenómenos físicos de termodinámica, transferencia de calor, dinámica de fluidos, hidráulica, psicrometría, resistencias de materiales, además de eléctrica, entre otros.

Tiene como objetivo tratar el aire de ambientes a climatizar en condiciones estandarizadas y preestablecidas de renovación, limpieza, humedad, temperatura y circulación adecuada, además del nivel sonoro ambiental.

Las innovaciones tecnológicas brindan mejor calidad de vida, mejores parámetros de salud, productividad, seguridad e higiene. La producción de bienes duraderos y de consumo depende cada vez más de una climatización ambiental adecuada. Lo mismo ocurre en refrigeración donde el principal objetivo es la conservación prolongada de productos debidamente envasados.

Ambos segmentos dependen del desempeño de profesionales que llevan años en especializarse y capacitarse para entregar los resultados prometidos aplicando y desarrollando las prácticas de ingeniería más actualizadas y precisas.

Basada en estos principios fundamentales que Asociaciones de 14 Países de América Latina y Europa fundaron el 2 de marzo de 2001, FAIAR, Federación de las Asociaciones Iberoamericana de Aire Acondicionado y Refrigeración, inicialmente presidida por el Ing. Álvaro Tapias. Durante estos 20 años, las Asociaciones que la componen tienen porque enorgullecerse, comenzando por la integración entre las Naciones de Habla Hispana y Portuguesa, el alto nivel profesional y compromiso de sus representantes. Dos de los cinco Consejeros Regionales de AASA (ASHRAE Associate Society Alliance), Oswaldo de Siqueira Bueno (ABRAVA) y Carlos Lisboa (EFRIARC) son especialistas en el Sector HVAC-R y actuantes en FAIAR.

Hay que destacar que el Consejo de Refrigeración y Cadena de Frío de FAIAR está empleando mucha energía en acciones relacionadas con la legislación de nuestros países miembros. Pero fue el éxito de la Norma CAI (Calidad del Aire Interior), lo que despertó el espíritu agregativo de sus miembros. El esfuerzo del Consejo CAI resultó en la primera Norma Internacional formulada por FAIAR. Esta Norma tuvo muy buena aceptación entre los profesionales del sector, siendo aún más valorada y buscada desde la pandemia Covid-19.

Este brillante resultado motivó a FAIAR, actualmente compuesta por 14 Asociaciones y presidida por la Ingeniera Odete Almeida, a ser admitida hace unas semanas en IEQ-GA (Indoor Environmental Quality Global Alliance), alcanzando así un escalón más alto en su victoriosa evolución asociativa y mayor fortalecimiento de su representación internacional. La calidad del aire interior con total confort térmico es uno de los principales componentes definitorios del grado IEQ de una edificación, junto con el confort acústico, de iluminación y ergométrico, además de las condiciones ambientales y de vecindad. La filtración del aire y la ventilación para la renovación del aire han sido recomendadas mundialmente para combatir la propagación de Sars-CoV-2.

Compañeros del Sector HVAC-R de todo el mundo contribuyeron de manera objetiva y decisiva a difundir que los sistemas de climatización y aire acondicionado son parte de las soluciones a adoptar para garantizar el confort térmico y la seguridad ambiental de sus usuarios. De manera generalizada, usuarios que han llegado a comprender que los sistemas de climatización y aire acondicionado reducen drásticamente y en algunos casos evitan el riesgo de contaminación por virus y bacterias. No fue de sorprender que con un escenario tan caótico, ambiguo, volátil e incierto, surgieran varias interpretaciones conflictivas de todos lados, pero quieran o no aceptar este hecho, la realidad es que las recomendaciones de estos especialistas en HVAC-R pasaron a ser tan respetadas cuanto las recomendaciones de médicos, doctores e infectólogos en relación a los procedimientos en el combate contra la Covid-19.

Tanto es así, que en varias localidades la prestación de los servicios de operación y mantenimiento en el Sector HVAC-R, realizados bajo los estándares y procedimientos correctos, se consideran imprescindibles y gozan de algún tipo de beneficio diferencial operativo para asegurar que comunidades enteras sean capaces de mantenerse en “lockdown” por períodos prolongados de tiempo. Los segmentos de refrigeración industrial y comercial siempre han garantizado el confort y la seguridad necesarios para que la sociedad moderna mantenga sus actividades diarias, pero han ganado un gran destaque en los últimos meses con la visibilidad que los medios de comunicación han dado en general al transporte y almacenamiento refrigerado de vacunas contra COVID-19. De todos modos, se comprobó que sin refrigeración no es posible realizar un “lockdown” manteniendo a las comunidades mínimamente organizadas socialmente.

Los grandes desafíos para dar respuesta a todas estas demandas que la climatización de ambientes y los procesos correctos que refrigeración exige, con el mínimo gasto de energía y mayor eficiencia, se basan en la evolución tecnológica de los equipos, componentes y accesorios, debidamente aplicados bajo la siempre actualizadas buenas prácticas de ingeniería. Hacer más con menos recursos significa cumplir correctamente las condiciones necesarias mediante proyectos, instalaciones, mantenimiento y uso debidamente operados.

En adelante, una mayor atención a la consecución y mantenimiento de la calidad del aire interior, de los procesos refrigerados y frigoríficos, con menor consumo de energía  y mayores índices  de eficiencia energética, respetando los conceptos cada vez más complejos de sostenibilidad, exigirá una actuación creciente y responsable por parte de los especialistas del Sector HVAC-R.

A esta realidad se suman los hechos relacionados con las políticas internacionales de los países, de manera generalizada, que gracias a los desafíos en el combate a la pandemia del covid-19, están reorganizando sus relaciones político-comerciales con evidentes señales de recuperación de la economía global donde el Sector HVAC-R ejercerá un papel fundamental en todos los segmentos.

Líderes políticos de todos los países han atendido, en general, a las presiones de sus sociedades y establecido estrategias económicas, avalando soluciones científicas reconocidas internacionalmente para reducir los efectos de la pandemia. Nunca antes se había prestado tanta atención al intercambio de experiencias e información para satisfacer las demandas de salud de las sociedades como en este último año. FAIAR ha hecho su parte en este sentido, y lo mismo ha hecho en el ámbito de HVAC-R con la interacción activa entre las 14 Asociaciones que la componen.

 

¡Seguramente vendrán días mejores para las economías y para el sector HVAC-R!

 Autor:

 Eng° Arnaldo Basile

Presidente Executivo da ABRAVA (Associação Brasileira de Ar Condicionado, Refrigeração, Ventilação e Aquecimento)
Vice Presidente da FAIAR (Federação das Associações Ibero-Americanas de Ar Condicionado e Refrigeração)
Vice Presidente do IBF (Instituto Brasileiro do Frio)
Ex Presidente do CNCR (Conselho Nacional de Climatização e refrigeração)