ACAIRE  aplaude la aprobación por parte de la Comisión Segunda del Senado de la Enmienda de Kigali y reafirma el compromiso del sector frente al impacto ambiental; se espera que en las próximas semanas el proyecto de ley sea discutido en plenaria de Senado, antes de que finalice la actual legislatura.

 La Asociación Colombiana de Acondicionamiento del Aire y de la Refrigeración – ACAIRE manifestó su satisfacción frente a la aprobación por parte de la Comisión Segunda del Senado del proyecto de Ley 195 de 2018 a través del cual, Colombia ratifica la Enmienda de Kigali, que incluye bajo el control del Protocolo de Montreal, la reducción de la producción y el consumo de los hidrofluorocarbonos (HFC) por sus significativos efectos en el calentamiento global.

Cabe destacar en este sentido, que desde hace varios años el sector de la refrigeración y la climatización está comprometido en la tarea de buscar un refrigerante alternativo que ofrezca el menor impacto ambiental teniendo en cuenta diferentes variables  como seguridad, disponibilidad y costos.

“En Colombia el gremio adelanta permanentemente jornadas de formación con expertos nacionales e internacionales con el objetivo de promover el uso eficiente y aplicaciones correctas con nuevas tecnologías que utilizan refrigerantes alternativos que no dañan la capa de ozono.” Informó Claudia Sánchez, Directora Ejecutiva de Acaire.

De la misma forma las empresas están comprometidas con estos estándares ambientales, los equipos de aire acondicionado modernos, se diseñan  para manejar una altísima eficiencia desde el punto de vista energético; bajos niveles de ruidos; tratamientos especiales a los intercambiadores de calor para protegerlos y extender su vida útil; inyección de aire fresco con filtros para purificar el aire, buscando un equilibrio entre el costo, la seguridad, la eficiencia energética y el impacto ambiental.

“Este es un  importante logro para esta última legislatura y los meses que restan del actual gobierno porque se avanza en la ratificación de la Enmienda antes de su entrada en vigor el 1 de enero de 2019”, explicó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo.

Kigali es la quinta enmienda al Protocolo de Montreal y se adoptó el 15 de octubre de 2016 por los países signatarios del protocolo, convenio internacional firmado hace 30 años que busca la eliminación de la producción y el consumo de las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO).

La ratificación de Kigali le permite al país seguir cumpliendo exitosamente con los compromisos frente al Protocolo de Montreal y seguir demostrando su liderazgo regional en materia de lucha contra el cambio climático pues guarda estrecha relación con los compromisos adquiridos por Colombia frente a la COP 21 de cambio climático.

Es importante destacar que para el año 2030 se calcula un total de emisiones de 332,4 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente para el país.

“Bajo el Acuerdo de París, Colombia se ha comprometido a reducir para ese año el 20% de sus emisiones, lo cual corresponde a 66,5 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente. Si adoptamos las medidas establecidas en la Enmienda de Kigali, se estima que para el 2030 las emisiones potenciales relacionadas con el consumo de HFC, se podrían reducir a la mitad (pasarían de 17,9 millones a 9,4 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente). Además, con la pronta ratificación de esta enmienda, el país podrá tener acceso a recursos técnicos y financieros a través del Fondo Multilateral del protocolo para avanzar en la implementación de sus compromisos de reducción del  consumo de HFC”.

 Por: Lucia Montealegre. Mayo de 2018

Fotografía: Arturo Roa

Contáctenos